MINIMONO

Licenciada en Arquitectura, Andrea Sanglás trabajó durante quince años haciendo maquetas para estudios, dónde aprendió el arte de transformar grandes obras en pequeños objetos. Pero a partir del nacimiento de su hija, se replanteó su vida profesional y decidió reenfocar su energía creativa. Así nació Minimono, una marca de ropa para niños, que apuestan porque la ropa que visten los niños les ayude a relacionarse con el mundo y a imaginar mil historias sobre quién son y dónde están. El cuidado por los detalles a una escala milimétrica era parte de su trabajo como maquetista, y ese mismo espíritu es el que les guía ahora en Minimono.

www.minimono.io

 

Top