El verde metropolitano

Mis lugares secretos

¿Quién dijo que para disfrutar de la naturaleza tienes que salir de Barcelona? La ciudad está llena de espacios verdes inexplorados que se convertirán en tu oasis para escapar del ajetreo de la metrópolis y adentrarte en su biodiversidad.

¡El verde barcelonés será el color de tu escapada de Semana Santa! Descubre otros lugares secretos de Cataluña aquí.

1.

El jardín del Hotel Alma Barcelona

Calle Mallorca, 271

El jardín con más alma de la ciudad se encuentra en el hotel de nombre homónimo. Olvídate de los rooftops de los hoteles y visita este oasis secreto, un lugar idílico que algunos lo han considerado la terraza interior más bonita de Barcelona. Un remanso de paz en medio de L’Eixample y un espacio gastronómico para combinar naturaleza y delicias gourmet.

¿La mejor época para visitarlo? En primavera con su descomunal paleta de verdes o en otoño con un follaje en tonos amarillos y naranjas. Aunque cualquier momento del año es bueno para disfrutar de este pequeño edén.

2.

El invernadero del Parc de la Ciutadella

Paseo de Picasso, 13

Pasear por el Parque de la Ciutadella siempre es un plan de lo más apetecible en el que cada paso es un nuevo rincón para descubrir. El fotógrafo Sam Zucker nos descubre el suyo, el Invernadero del Parc de la Ciutadella, con un look de La Roca Village. Construido en 1884 para la Exposición Universal de Barcelona de 1888, sus tres naves están dedicadas al cultivo de plantas tropicales. Remodelado hace unos pocos años luce esplendoroso y enamora a cualquier paseante. Incluso a Nikki Tibbles, artista floral, que lo utilizó como inspiración para una parte de su impresionante intervención paisajística en La Roca Village.

3.

The Green Spot

Calle de la Reina Cristina, 12

El nombre de este restaurante no puede ser más acertado, un punto verde: un referente sin duda de la cocina vegetariana de Barcelona. Y lo que más mérito tiene, ha conseguido posicionarse como un restaurante vegetariano para no vegetarianos con sus deliciosos appetizers, su reinterpretación de la cocina de diferentes partes del mundo, sus originales pizzas y coloridos zumos.

Irás por la comida y te quedarás por el excelente interiorismo del local. Un diseño que invita a la relajación, una contraposición de la vistosa gamma de colores de la comida con los tonos blancos, ocre y madera del espacio.

Top