Calzado y trajeado

Menswear

El traje no siempre tiene que tener el papel protagonista.

Conviértete en el hombre más deseado en tu próximo evento formal con estos elegantes outfits.

1.

Corte sastre

El traje ha vuelto para todos y para todo: cortes más holgados o siluetas más ceñidas. Para el verano, el tejido de lana ligera logra un apresto perfecto y máxima transpiración, y el lino y el algodón te mantendrán fresco cuando el calor apriete. Para eventos de gala, opta por un tres piezas con un chaleco a juego, y olvídate de llevar calcetines con los pantalones al tobillo.

2.

Ponlos verdes de envidia

La prenda imprescindible de esta temporada es un traje con una sofisticada tonalidad verde que llama la atención al instante y supone una apuesta más original que el azul marino y el gris marengo de siempre. Con toda una paleta de tonalidades de verde, desde un refrescante verde eau-de-nil hasta un verde militar, encontrarás uno para cada ocasión. Elije un elegante corte ceñido o apliques tipo militar combinados de forma ingeniosa con tonos caqui.

3.

Un blazer de gloria

Los blazers y trajes de doble botonadura están imponiéndose entre los trajes sastre. Las chaquetas de doble botonadura acentúan la cintura y su talle corto dirige la atención a las piernas. El modelo náutico tradicional es atemporal (aunque siempre puedes deshacerte de los botones dorados), pero un tejido de cuadros o elaborado está en el filo de la modernidad.

4.

Todo de blanco

No cabe duda de que lograrás una entrada triunfal luciendo un traje blanco, otra cosa es cuando toque llevarlo al tinte. Si se lleva con soltura y se complementa con accesorios negros o de colores brillantes, un traje blanco inmaculado te hará destacar entre las masas. Para el día o la noche, un traje en tonos pálidos es la elegancia en estado puro, pero si aún no estás preparado para mostrar tu Jeff Goldblum interior (el mejor ejemplo de cómo lucir un traje blanco), los tonos crema o beige son una buena alternativa.

5.

El conjunto al completo

Las camisas abiertas están muy bien pero, para un look formal, una corbata sigue siendo el acabado perfecto para un traje. Independientemente del estilo de traje que vistas, una corbata bien elegida puede marcar la diferencia para ir a la última sin tener que gastar mucho. Elige entre un diseño de flores, colores difuminados, fluorescentes, pasteles, lunares, seda o punto. Una corbata fina y un traje ceñido quedan geniales, añade el toque de un pisacorbata y estarás irresistible.

6.

Reserva algo para el peinado

No subestimes el poder de un buen estilismo en cabello y piel para lucir con suma elegancia. Para una presentación intachable, una cabeza bien peinada es imprescindible (no estropees un corte de pelo nuevo), y lo mismo para la barba. Para el vello facial, las tendencias son estilos más cortos y más definidos y, para rostros afeitados, hay que cuidar la hidratación y los brillos de la piel. Un toque de colonia añade una elegancia impecable; tienes aromas frescos con notas a flores y cítricos, pero sé comedido aplicándote el perfume que elijas. Lo interesante es dejar un rastro que insinúe tu presencia al hacer tu entrada.

Top