Pasado, presente, perfecto

Prendas que causan sensación

El vintage es el nuevo negro. No obstante, existe una línea muy fina entre crear con confianza un conjunto único y memorable, y que parezca que te has vestido a tientas con lo primero que ha salido de un armario revuelto. La clave está en mezclar y combinar estilos retro con tendencias actuales. Se trata de saber qué prendas rescatar de épocas pasadas y con qué prendas recién salidas de la pasarela se tienen que combinar. Lo cierto es que no es tan sencillo como plantarse en la tienda vintage más cercana y escoger las primeras cinco cosas que veas.

La idea es incorporar a tu armario prendas cuidadosamente seleccionadas —y versátiles— y cuidarlas como si de piezas de museo se tratase. El objetivo es mimetizarte a la perfección con el glamour de la vieja escuela y no que parezca que acabas de salir del mercadillo de segunda mano de tu barrio. Aunque, todo sea dicho, algunas prendas maravillosas se han rescatado de baratillos, así que tampoco los mires con desdén. ¡Nunca se sabe dónde puedes encontrar un tesoro! 

Pero con tantos conjuntos fallidos en el mundo de la moda, ¿por dónde se debe empezar para conseguir ese look retro actual perfecto? Que no cunda el pánico, hemos seleccionado tres elementos sencillos para ayudarte a empezar a crear ese armario de ensueño en el que el pasado y el presente se dan la mano.

1.

Joyería vintage

Las reliquias familiares que van pasando de generación en generación son la forma perfecta de añadir «historia» a tu look. Puede que el collar fuese un regalo de tu tatarabuelo a su esposa o que tu pulsera sea una joya del siglo pasado rescatada de una luminosa tienda de antigüedades en la Rue St-Honoré de París. Prueba con algo que se pueda combinar fácilmente con un conjunto informal, por ejemplo, unos pendientes de esmeraldas o un anillo elaborado. Combínalo con una camiseta blanca, una chaqueta de tweed de esta temporada y unos vaqueros envejecidos. Estarás haciendo un guiño al pasado con estilo, al tiempo que incorporarás las tendencias actuales.

2.

Tejido vaquero con glamour

Si entras en una tienda vintage, seguro que verás percheros y más percheros de chaquetas vaqueras de todas las formas y tallas. Como el vino, el tejido vaquero mejora con los años. Se suaviza y se destiñe, y adopta tonos y sombras propios, de modo que cada dobladillo deshilachado y cada pequeño desgarro esconde una aventura que contar. Si deseas adentrarte en los estilismos vintage tan de moda, este es un lugar excelente para comenzar. Busca algo ligeramente grande, con parches cosidos o bordados, y conjúntalo con la estrella del invierno de 2018: el estampado animal.

3.

Botas de cowboy

Sí, has leído bien. Parece que el estilo cowboy vive un gran momento en las pasarelas y no hay una forma más sencilla de sumarse a esta tendencia que combinar unas estupendas botas de cowboy con un look, por lo demás, normal.

Top