Un viaje en coche por Europa

Travel

Baja las ventanillas, sube el volumen de la música, deja que el viento juegue con tu cabello y disfruta de la libertad de ir adonde el camino te lleve.

¿Se te ocurre algo mejor que coger carretera y manta y recorrer los mejores rincones de Francia y Alemania? Desde Reims hasta Wurzburgo, disfrutarás de un montón de entornos preciosos dignos de ver. Además, a lo largo del camino podrás parar para comprar en La Vallée Village, a 40 minutos de París, en Ingolstadt Village, situado en la campiña bávara, y en Wertheim Village, en el valle Tauber, todos ellos miembros de The Bicester Village Shopping Collection.

Comienza tu aventura visitando La Vallée Village, con la magnificencia de París a solo 40 minutos, sus grandiosas casas de costura por un lado y la ruta del champán por el otro. Flanqueado por romance, cultura y riqueza, el Village es un lugar perfecto a la francesa que irradia el cautivador aire parisino de un pequeño mundo de alta costura.

960x540-trip-romantic-road-LVV.jpg

Desde allí, descubre la preciosa ciudad de Reims, donde encontrarás la antigua catedral, además de todas las grandes bodegas de champán: Krug, Taittinger, Veuve Clicquot, Mumm y Pommery. Hay nada menos que 250 kilómetros de bodegas de champán repartidas por la zona que alojan unos 200 millones de botellas, muchas de las cuales se pueden visitar, aunque reservando con bastante antelación. Pommery es una de las bodegas de champán más grandes y una de las más bonitas para visitar.

Se tardan seis horas y media en coche en llegar a Múnich, donde puedes seguir la «Ruta Romántica» por Baviera. Permanece atento a los castillos de puntiagudas torres y los pueblos medievales de calles adoquinadas y con preciosas casitas.

960x540-romantic-road-neuschwanstein-castle.jpg

Da un rodeo para ir a Ingolstadt Village, a menos de una hora del crisol de culturas de Múnich. Este rincón de Alemania es conocido por su atmósfera acogedora y por sus numerosos cuentos. Y lo mismo ocurre con este Village, que con su arquitectura de estilo art déco, su sentido de aventura gastronómica, su infinidad de tiendas (más de 110 entre marcas locales e internacionales) y un aire de cuento de hadas moderno, es igual de pintoresco.

La Ruta Romántica se dirige a Wurzburgo y el castillo de Neuschwanstein del rey Luis II de Baviera, el «rey loco», cerca de la ciudad de Füssen. Sus torretas de cuento de hadas son famosas por haber inspirado el castillo de la Bella Durmiente de Disney.

Augsburgo es la ciudad más antigua de Baviera. Ciudad romana en sus orígenes, se encuentra a unos 80 minutos en coche al norte de Füssen. Es esa Alemania de las ilustraciones de los cuentos infantiles. Visita el Fuggerei, un complejo amurallado de viviendas sociales católicas construido para los pobres en los albores del siglo XVI. A día de hoy, sigue en funcionamiento. Los residentes pagan un alquiler nominal con la condición de ir a misa a diario, justo como en aquella época.

Rothenburg ob der Tauber es uno de los pueblos más famosos de la ruta, una maravilla amurallada del siglo XIII magníficamente conservada con calles adoquinadas. Puedes almorzar en el hotel Burg, emplazado dentro de las murallas de la ciudad y con unas vistas impresionantes del valle del Tauber.

 

960x540-trip-romantic-road-IV.jpg

 

 

Después, continúa conduciendo hacia Wurzburgo, fuera de Fráncfort, a unos 40 minutos. La ciudad es famosa por su vino, especialmente el Riesling, así como la Residencia de Wurzburgo, un palacio barroco del siglo XVIII.

Tras toda esa cultura, finaliza tu viaje a 20 minutos de Wurzburgo con una bien merecida parada en Wertheim Village. El Village, enclaustrado entre fortalezas y castillos, combina lo antiguo y lo moderno de una forma cautivadora sin que la moda deje de estar presente. Descubre sus más de 110 tiendas y cafeterías, torres y torretas, todas ellas sobre un telón de fondo de bosques y colinas de frondosa vegetación.

960x540-romantic-road-WV.jpg
Top