Vestidos icónicos

Fashion

La opción de esta temporada para el fondo de armario es el estilo favorito de siempre: el vestido.

Desde lo mini a lo maxi, desde el wrap dress abombado hasta el dobladillo globo, desearás todos estos estilos en tu armario.

1.

Lo corto es adorable

El espíritu de los «joviales años sesenta» se encuentra en el minivestido, el look típico de su generación. Una de las piezas más reinventadas a lo largo de las décadas, desde los años 70 del punky hasta los eclécticos 80 y con audacia hasta el nuevo milenio, el minivestido siempre es una buena opción, y este look parece que tiene cuerda para rato.

ICÓNICO DISEÑADOR: Mary Quant, quien supuestamente tomó el nombre de su famosa creación del Mini, ¡su coche favorito!

2.

Llévalo al máximo

Todo lo que sube, baja y, mientras el minivestido alcanzó nuevas cotas en los 60, en los 70 los dobladillos bajaron hasta el suelo. Con un estilo de aire folclórico y un fresco caftán, el maxivestido era lo máximo de la moda hippy, y el maxi de hoy sigue siendo el favorito de los festivales, desde Glastonbury a Glyndbourne. Además, también se puede usar como un elegante vestido para la playa. 

ICÓNICO DISEÑADOR: Oscar de la Renta, más conocido por su elegante ropa de noche hasta el suelo.

3.

El eterno vestido vintage

El atractivo femenino del tea dress nos tiene enamoradas desde que tomamos el té por primera vez. Un clásico de mediados de siglo, un hermoso vestido tea dress floral es aún una elegante opción para cualquier ocasión. Tanto si optas por una coqueta versión mini o una modesta versión a media pierna, puedes lucir un colorido cárdigan corto de cachemir cuando cae el sol, o añadir un toque de grunge con unas voluminosas botas de motorista y chaqueta de cuero a juego.

ICÓNICO DISEÑADOR: Kate Moss, por su emblemática marca de vestidos boho y tea dresses de inspiración vintage que diseñó para Topshop.

4.

Es un wrap

El vestido wrap dress hizo su debut en Manhattan en 1974 y todavía sigue en auge. Ofreciendo una atractiva silueta y añadiendo un toque de glamur a cualquier ocasión, este estilo era la opción favorita del Studio 54 y hoy hace su aparición tanto en reuniones de negocio como hasta para ir de copas después del trabajo con absoluta confianza. Nunca algo tan fácil de llevar, el wrap dress está listo para lo que le echen.

ICÓNICO DISEÑADOR: Diane von Furstenberg, cuyo emblemático diseño de los años 70 se ha convertido en una silueta de culto.

5.

Hablemos de camisas

Otra obra de arte de mediados de siglo, el vestido camisero, es una pieza esencial del armario. Lo suficientemente elegante para llevarlo al trabajo y lo bastante desenfadado para una escapada de fin de semana, el funcional vestido camisero se puede complementar con accesorios fácilmente. Tan solo tienes que acompañarlo con una chaqueta y unas zapatillas deportivas para crear un look informal o añadir tacones y unas fabulosas gafas de sol inspiradas en Jacqueline Onassis cuando te apetezca.

ICÓNICO DISEÑADOR: Ralph Lauren, cuyos estilos deportivos son perfectos dentro y fuera de la cancha.

6.

Un globo, dos globos, tres globos

El vestido globo irrumpió por primera vez con fuerza en la década de los 50 y regresó para las fiestas de los 80. Ahora vuelve a estar de moda y, ¿por qué no? La extravagante y escultural silueta, liderada por casas de alta costura como Balenciaga y Pierre Cardin, es a la vez atractiva y divertida. Para ser la reina de la fiesta, opta por un vestido con un dobladillo de globo para crear un look marcado y sofisticado.

ICÓNICO DISEÑADOR: Cristobal Balenciaga, que fue precursor de nuevas siluetas en la moda para mujer añadiendo volumen a los dobladillos.

7.

Hermosos plisados

Con un legado que se remonta al antiguo Egipto, el vestido plisado no es nada nuevo. Aunque el vestido de noche Delphos de Mariano Fortuny conquistó el mundo en 1907, fue la colección Pleats Please de Issey Miyake en la década de los 90 la que sentó las bases del innovador estilo. Hoy en día, los cuidados tejidos ofrecen plisados con hermosas texturas, movimiento y estilo, el paradigma de la versatilidad y funcionalidad combinadas, que solo requiere echarlo a la maleta y listo.

ICÓNICO DISEÑADOR: Issey Miyake, por crear una marca propia a partir del exclusivo estilo y vestir a una legión de mujeres moderna.

Top