Como sobrevivir a la temporada de bodas

Sería todo un detalle que los organizadores de bodas pensaran también en los invitados.

Llega la temporada de bodas – una tentadora invitación a disfrutar de las marquesinas, de los menús de cinco platos y todo el champán que puedas imaginar bajo un mismo techo. ¿A que suena genial? Pues no. El invitado novato se sorprenderá de todo lo que puede salir mal después de confirmar tu asistencia, pero el aficionado experto lo sabe bien. Y tú también. Aquí tienes unos cuantos consejos por si las cosas no salen como esperabas.

No has planificado la ruta y el restaurante está más lejos de lo que imaginabas.

Tranquila: Tienes tantos mensajes que cuando lees o escuchas algo, es fácil pensar que ya lo mirarás más adelante. Luego lo que pasa es que sueles dejarlo para el mismísimo día de la boda y olvidas que puede salir mal aunque estuvieras segura. El impacto del malentendido depende del grado de la equivocación, pero si confundes Nueva York con York, no te queda otra que recurrir a una mentira piadosa. Invéntate una historia, finge alguna enfermedad, mata a algún familiar (no literalmente), cualquier cosa es mejor que admitir a una novia al borde de una ataque de nervios que ni te molestaste en leer bien la invitación que le llevó dos meses diseñar. Hay que ser honesta, excepto en estos casos.

Estás en el banquillo de las damas de honor y te llaman para sustituir a una.

Tranquila: No hay nada peor que un cambio de planes de semejante calibre en el último momento. Aunque superes el hecho de que recurran a ti como último recurso, te chafa los planes que habías hecho de anotarte un tanto o impresionar a tu ex con el vestido deslumbrante que ya no te vas a poder poner. La verdad es que requiere tiempo, al menos tres pruebas de vestidos y muchas botellas de vino, adaptarte al nuevo papel que vas a desempeñar en la boda, además de comer los cinco platos del menú y bailar toda la noche. Para ello, prepárate con refuerzos, esto no se arregla con un apaño. Vale, el vestido te queda apretado, la dama de honor que has sustituido te mira de reojo, y hace ya una hora que se ha marchado el chico de tus sueños. Pues qué le vamos a hacer.

Te has dado cuenta demasiado tarde de la prohibición de compartir en las redes sociales

Tranquila: Kim y Kanye se han excedido más que los novios anunciando la boda, así que se impone la ley del silencio en las redes sociales. Qué lastima, ya que las fotos de boda suelen contar con muchos "me gusta", pero lo peor de todo es que tú ya has colgado varias fotos y te han tenido que llamar la atención. En este caso, no te queda otra que  tragarte el orgullo, y poner las cosas en perspectiva, porque a nadie le importa si salen o no la fotos a no ser que sean de alguien famoso. Y borra la foto. Y, mejor aún, evita colgar más. Igual hubieras ligado con el soltero más guapo, pero no es tu día,  sino el de la novia, y tú la acompañas.

Top
X

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle la mejor experiencia de nuestra página web, recopilar información estadística y proporcionarle publicidad. Sin ellas, la funcionalidad de la página web se reduciría. Por favor, clique en la "X" para confirmar que está usted de acuerdo con nuestro uso de las cookies en esta página web. De lo contrario, por favor clique aquí para más detalles sobre cómo cambiar la configuración de las cookies.