Reportaje de tendencias: in the frow

Harriet Quick resume las principales tendencias para el Otoño 2017

Reportaje de tendencias: in the frow

RECUPERAR EL PATRIMONIO

Plisados elegantes, tweeds sutiles, cuadros escoceses y rayas por doquier... Vuelven las telas de toda la vida para aportar rigor e historia al estilo de este Otoño/Invierno.

La tendencia se extiende desde las grandes marcas vanguardistas hasta los talentos emergentes, ahora que diseñadores, nuevos y establecidos, sucumben ante los encantos de los tejidos nobles. Los tejidos y patrones vienen con historias que contar, pero, ante todo, tienen personalidad, son elegantes y contundentes.

LOS VESTIDOS ROJOS

Nuestro leal vestidito negro tiene competencia: ¡el vestidito rojo! Cierto que no importa si es corto o largo, sino la tonalidad de rojo. Cada tono indica una connotación diferente. El rojo con tonalidades violetas o azules sugieren melancolía, sensualidad y misterio, mientras que el rojo con un toque de fucsia te hace juvenil y dinámica. El término medio lo da el color cereza, una delicia tan dulce como su mismo nombre indica. 



El vestido rojo es la referencia de Valentino, pero hay otras casas que también destacan por lo mismo, como es el caso de McQueen y Dolce & Gabbana. Busca estilos voluminosos con muchas capas, volantes y mangas ajustadas con acabados cuidados, bien sean botones forrados o puntillas de encaje.  Además, piénsalo dos veces antes de adquirir ese par de botas negras otra vez. Las rojas tienen la energía y actitud que necesitamos y son perfectas para una primera cita.

DISCO

En los tiempos que corren, la moda se fortalece y el estilo disco reivindica nuestro derecho a bailar, celebrar y brillar.  Los diseñadores se fijaron en la irrupción de la música disco en las comunidades de la ciudad de Nueva York de los años 70, y los años del glam de Studio 54, Chez Castel y Les Bains Douches en París o Annabel’s y Raffles en Londres. Halpern, uno de los talentos emergentes de Londres, aprovechó la tendencia para lanzar una colección inspirada en Bill Blass con coloridos trajes de lentejuelas y zapatos de plataforma y calcetines a juego. Saint Laurent en París se fijó en la exuberancia de los pequeños vestidos de fiesta con brillos, al igual que Philipp Plein con prendas de cuero y tachuelas de cristal o las minifaldas de patchwork y plumas de Balmain.

Es un estilo que hace que te palpite el corazón y te obliga a mover los pies al ritmo de la música. Efectos metalizados, acabados de plumas, lentejuelas y toques metálicos... Todas las prendas incluyen detalles para que puedas deslumbrar a todos en la pista de baile. Combínalo con sandalias de punta y busca el complemento número uno: los calcetines brillantes.

EL TRIUNFO DE LA SASTRERÍA

Parecía que la influencia de la calle no iba a acabar nunca, pero ahora el estilo se acicala con el traje de pantalón y chaqueta por encima de todo. El cambio atrae a la multitud de mujeres trabajadoras que buscan una solución elegante que no le falle en todo el día. ¿Y quiénes se suscriben al cambio? Raf Simons de Calvin Klein auguró la tendencia en Nueva York cuando presentó su primera colección con trajes de cuadros Príncipe de Gales de chaquetas cruzadas largas y pantalones rectos. Tampoco te puedes perder las sugerencias de Céline y Stella McCartney en magníficas lanas ligeras.

Mientras que el traje de negocios de los 90 se caracterizaba por una estructura suave, su remozada versión muestra una nueva y desenfadada silueta. Las figuras altas y atléticas lucirán perfectamente apuestas con los cortes oversize masculinos con hombreras y líneas más marcadas. Las figuras pequeñas se inclinan hacia las chaquetas cortas y los pantalones rectos. Combínalo con las camisas a rayas y blusas de seda que nos encantaron en verano, o con tops de punto fino. Añádele unos pendientes desparejados o un bolsito de mano y aprovecha el look para cuando tengas que llamar un taxi por la noche.